¿Por qué consumir semillas?

Te proponemos nuevas combinaciones de semillas para saborizar tus comisas y darle un toque gourmet a tus ensaladas: Rústica, Nativa, Silvestre, o Crocante, con semillas tostadas.

Las semillas son un ingrediente práctico y sabroso para incorporar a la dieta cotidiana, nutrientes de óptima calidad y fácilmente asimilables. Nos aportan alta cantidad y calidad de minerales, proteínas, enzimas, vitaminas y ácidos grasos, a la vez que resaltan el sabor de nuestras comidas.

Dado que es el alimento más concentrado y más fácil de conservar, transportar y consumir es que ha permitido la supervivencia de muchas etnias del planeta.

Cada semilla posee sus características y propiedades, sin embargo, en su consumo general podemos destacar:

Valor nutritivo: Las semillas tienen un alto tenor proteico; se destacan por la riqueza en minerales como el zinc, hierro y selenio, muchas veces deficitarios en la alimentación cotidiana.

Antioxidantes: La naturaleza hace que las semillas también sean una buena fuente de vitaminas antioxidantes como la vitamina E. Las pipas de girasol son, con diferencia, las más concentradas en este nutriente. Si las tostamos para resaltar el sabor, es importante que éste no sea muy fuerte para no alterar la calidad de sus grasas insaturadas.

Las semillas se pueden considerar una fuente excelente de minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el calcio y el hierro. Este último se aprovecha mejor si el consumo de semillas se acompaña de un alimento rico en vitamina C.En cuanto a vitaminas, las semillas son alimentos interesantes por su elevada concentración de ácido fólico, un nutriente con funciones específicas y relevantes durante la gestación y el crecimiento infantil.

Salud intestinal: Nuestro estilo de vida acelerado y la alimentación envasada promueven muchos problemas intestinales que no terminan en el intestino sino que son el punto de partida de varias enfermedades en todo el cuerpo.

Las semillas son ricas en fibra soluble, sobre todo la de lino, consagrándose como el complemento idóneo para prevenir y curar el estreñimiento.

Limpia la sangre: A las semillas se les atribuye la protección y beneficio cardiovascular, por la combinación de fibra soluble (pectina y mucílagos) y ácidos grasos omega 3 (en particular, ácido alfa-linolénico) que contiene.

Se convierten en una estrategia útil para controlar el colesterol entre quienes tienen antecedentes familiares de dislipemias o enfermedades cardiovasculares. No obstante, si la hipercolesterolemia es muy elevada, el médico especialista decidirá si es suficiente con dieta y complementos dietéticos o si se precisa un tratamiento farmacológico

La biodisponibilidad de estos ácidos grasos saludables es mayor si las semillas se consumen molidas, en lugar de enteras.

Propiedades antiinflamatorias: Los ácidos grasos esenciales omega 3, actúan estimulando una sustancia que en el organismo es una defensa contra las inflamaciones: las prostaglandinas.

Bajar de peso:Las semillas de chía tienen la capacidad de atrapar 12 veces su volumen en agua lo que ayuda a crear sensación de saciedad controlando el apetito. Su alto contenido de omega 3 favorece el transporte de nutrientes al organismo ayudando a mejorar el metabolismo lo que en definitiva permite eliminar las grasas y con ello el exceso de volumen corporal.

 

¿Cómo consumir las semillas?

En general se recomienda consumir las semillas crudas. Si las deseamos tostar para intensificar su sabor, lo mejor es hacerlo en el momento del consumo y con cuidado de no excedernos en el tiempo, para evitar degradar sus riquísimos nutrientes. Otra técnica para intensificar sabores, consiste en freezarla.

Las semillas tienen tal concentración de nutrientes, que representan la mejor forma de complementar platos carentes fibras y ácidos grasos esenciales. Se pueden incorporar a ensaladas, comidas principales y postres. Si bien siempre conviene agregar semillas enteras, en el caso de difícil masticación como sésamo, chía, lino se pueden espolvorear molidas, en forma de gomasio, multisemilla o queso rallado vegetal.

• Gomasio: sésamo y sal

• Multisemilla – Sturla Mezcla Rústica, ideal para ensaladas: girasol, lino, sésamo y chía

• Queso rallado vegetal: girasol, lino, sésamo, chía, germen de trigo, levadura nutricional, algas en polvo, salvado de avena.

 

¿Cómo conservar las semillas?

Las semillas y harinas deben almacenarse en envases cerrados herméticamente, en lugar fresco al reparo de fuentes de humedad, luz y calor.

Un pequeño cambio de hábito, puede ser un gran cambio en tu vida.
Una alimentación sana, es un gran cambio en tu salud!