Preguntas frecuentes

Las semillas no necesitan conservantes ni aditivos para su preservación; por lo tanto, al comprar el envase cerrado Sturla, no solo se beneficia con la inocuidad del producto, y con el respaldo de una empresa dedicada a la producción y comercialización de productos que protegen la salud; sino que esta ofreciendo a su familia la misma semilla que encuentra en el campo. Del campo, a la mesa.

Al comprar semillas y estar seguro de la calidad de las mismas, te recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

Si compras semillas las bolsas o frascos Sturla, verifica que:

  • El contenedor este íntegro, sin roturas ni perdidas
  • Debe aparecer el número de lote y fecha de vencimiento. Sin esos datos, no compres el producto.

Si compras semillas a granel, tené en cuenta que:

  • El producto se encuentre protegido, dentro de un recipiente adecuado, limpio y con la identificación correspondiente
  • El comercio se encuentre libre de olores desagradables, sin presencia de insectos y en correcto estado de limpieza.
  • Al elegir la semilla, observa el color, olor y la ausencia de material extraño (tal como restos de pastizales y/o insectos, etc.)

Al comprar aceite de chía, verifica que la tapa se encuentre herméticamente cerrada y con el precinto de seguridad.

Empecemos por explicar qué son los ácidos grasos esenciales: son aquellos que el organismo no puede sintetizar, por lo que deben obtenerse a través de los alimentos. Adicionalmente, se considera esencial cuando su deficiencia da lugar a la aparición de enfermedades. Para el ser humano es esencial la ingesta de dos series de ácidos grasos, la del ácido linoléico (serie Omega-6) y la del ácido linolénico (serie Omega-3).

Estos ácidos grasos tienen como característica que son poliinsaturados, es decir, tienen dobles ligaduras en sus estructuras químicas.

La diferencia principal entre los omega 6 y 3 es una diferencia de estructura química. Los omega 6 tienen dos dobles ligaduras y los omega 3 tienen 3 dobles ligaduras.

Si bien ambos son esenciales, los omega 6 abundan en la mayor parte de los alimentos de la dieta normal (carne, huevos, cereales, aceites vegetales); mientras que los omega 3 se encuentran casi exclusivamente en aceite de semillas (origen vegetal) y de pescado (origen animal).

Las dietas modernas usualmente tienen una proporción 10:1 de ácidos grasos omega-6 a omega-3, algunos de 30 a 1. La proporción sugerida es de 3 a 1 o menor.

Las semillas más ricas en ácidos grasos omega 3 son las de Chía y Lino. Es importante triturar las semillas antes de ingerirlas, para poder romper las capas de fibras de la semilla y de esa forma aumentar la digestibilidad en el cuerpo del aceite. No te olvides que es el aceite de la semilla el que contiene el omega 3.

Los ácidos grasos omega 9 NO SON esenciales para el organismo, ya que lo podemos sintetizar. El omega 9 más conocido es el denominado Acido Oleico, y es el componente principal del aceite de oliva.

Todos los packs Sturla poseen una fecha de vencimiento. La empresa garantiza la calidad del producto hasta cumplimentarse la misma, siempre y cuando el consumidor mantenga las semillas cerradas herméticamente y en lugar fresco.

El aceite de chía posee un sabor y aroma agradable, es una forma concentrada de aportar Omega 3 a los productos en los cuales se utilice.

La extracción del aceite de la semilla se hace bajo un único prensado y en frío, garantizando la máxima calidad y naturalidad del producto obtenido sin la utilización de agregados químicos. A través de un estricto control de la temperatura, se obtiene un aceite natural, con todos sus componentes inalterados que le garantizan su funcionalidad como aditivo nutricional.

De todas las fuentes de ácidos grasos Omega 3, sólo el lino, el Sacha Inchi y la Chía tienen su origen en cultivos agrícolas. Todas ellas son especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico (Omega 3). En las fuentes marinas, encontramos al aceite de pescado y las algas.

Al comparar la composición de las distintas fuentes, se observa un mayor contenido de Omega 3 en las de origen vegetal. Otra diferencia es la cantidad de ácidos grasos saturados: el aceite de Chía tiene un contenido 2,8 y 5,1 veces menor que el aceite de pescado y las algas.

Entre las ventajas del aceite de chía frente al aceite de pescado, encontramos:

  • Mejor aroma, sabor y digestibilidad.
  • El aceite de chía se consume en forma natural, se obtiene por primera presión en frío, es extra virgen y no se refina; mientras que el de pescado para ser consumido se extrae y se refina con alta temperatura, solventes y químicos.
  • El aceite de pescado esta expuesto a la contaminación del mar.
  • El aceite de chía es metabolizado por el organismo humano para sus necesidades, mientras que el de pescado es metabolizado por el pez, para las necesidades del pez.
  • El aceite de chía al ser vegetal no contiene colesterol, mientras que el aceite de pescado si lo contiene por ser un producto animal.
  • El aceite de chía tiene un contenido muy superior de ácidos grasos esenciales, y ácidos grasos insaturados.
  • El aceite de pescado tiene un alto contenido de grasas saturadas (40%), frente al 8% del aceite de chía.

Las semillas son un alimento rico y natural que ingresan a la vida de las personas como un ingrediente más en la cocina, ofreciendo, además, múltiples beneficios. Pueden ser consumidas en las cantidades y mezclas que uno desee.

Podés armar distintos mix de semillas de acuerdo a tus gustos y preferencias. Tené en cuenta las características de cocción de cada semilla: para consumir quinoa, por ejemplo, es necesario que laves bien la semilla y la cocines; de lo contrario al mezclarla encontrarás un sabor amargo en la comida.

Sturla te recomienda las siguientes mezclas, que encontrarás en dietéticas, farmacias y supermercados:

  • Sturla Rústica: Girasol, Chía, Sésamo y Lino, ideal para ensaladas!!
  • Sturla Silvestre: Chía, Sésamo y Lino
  • Sturla Nativa: Chía, Sésamo y Girasol
  • Sturla Crocante: Chía, Sésamo y Girasol tostado

Por supuesto!!!

Las semillas son un ingrediente más para tu cocina: realzan el sabor de tus comidas, brindan crocancia a las carnes, pescados, pollos y milanesas, decoran tus platos con un toque gourmet, mientras proveen gran cantidad de nutrientes a tu familia.

Las semillas son para toda la familia! Incorporar semillas en las comidas de los niños, no solo les genera un hábito en el consumo, sino que además le aportan múltiples beneficias en la etapa crecimiento.

Te invitamos a visitar la sección: Sturla Kids, donde un pediatra nos comenta cuáles son los beneficios que las semillas brindan a nuestros hijos.

Existen múltiples productos con semillas: barritas de semillas, panes, galletitas, entre muchos otros, que tienen gran aceptación con los niños y adolescentes.

La incorporación de las semillas en las comidas es un hábito: se pueden incorporar en licuados, tostadas, salsas, pizzas, carnes, rellenos de empanadas, pastel de papas, ensaladas, tortillas, omelettes, infusiones, como snacks (el zapallo o girasol salado, por ejemplo), etc.

El límite esta en nuestra imaginación. Dependiendo de la semilla a utilizar resaltará el sabor de la comida, sin cambiarle el gusto pero brindando mayor crocancia; o desarrollará un nuevo sabor para su paladar.

Los chicos pueden ver o no que tiene semillas, pero no notarán la diferencia, mientras adquieren gran cantidad de nutrientes. Incursionando en las distintas variedades, ayudará a que elijan la de su preferencia. Te recomendamos visitar la sección recetas.

El ejemplo esta en casa, si ven que los padres consumen las semillas, estarán tentados de probarlas.

Sturla también comercializa semillas trituradas y harinas, ofreciendo una nueva alternativa para las cocciones.

Nuestra imaginación pone el límite al consumo de semillas. Las semillas se pueden tostar logrando diferentes sabores al consumirlos.

Una forma de hacerlo es utilizando una sartén de teflón bien caliente, sin aceite, y en pequeñas cantidades. Levante continuamente la sartén haciendo movimientos circulares, para distribuir el calor, airearlas y que no se quemen.

Encontrarás distintos sabores al tostar las semillas de: Chía, Zapallo. Girasol, Sésamo y Quinoa.

Sturla desarrolló una mezcla crocante, que encontrarás en dietéticas, farmacias y supermercados:

  • Sturla Crocante: Chía, Sésamo y Girasol tostado

NO hace falta saber cocinar ni tener tiempo de sobra para consumir semillas! Basta con incluirlas en tus comidas…: en el yogurt, en las ensaladas, en la salsa de tomate una vez que abriste la lata, desparramada sobre el queso crema sobre la tostada, en la carne antes de meterla al horno, con el pan rallado al hacer las milanesas, con el relleno de las empanadas o de las tartas, con la carne si haces pastel de papas, en el licuado, como snack (el girasol y el zapallo son riquísimas para comer solas), y en todo lo que se te ocurra.

Un consejo para hacer el hábito, ponelas en especieros y la tendrás siempre a la mesa!

Te invitamos a visitar la sección recetas, donde encontrarás recetas y consejos.

Todas las semillas, triturados, harinas y aceites comercializadas por Sturla, son libre de gluten y pueden ser consumidas por personas celíacas.

En los packs encontrarán el sello correspondiente.

El consumo de la semilla de chía dependerá de si los divertículos están inflamados o no, es decir, los síntomas que tengas, si es que los tenés.

En principio no hay contraindicación, pero la recomendación es que comiences con dosis bajas y los vayas incrementándola de acuerdo a tu tolerancia.

Podrías comenzar con 1 cucharada de te e ir aumentando la cantidad hasta las dos cucharas soperas recomendadas.

Para mayor información, consulta a tu médico.